Cuando adquirimos un negocio una de las preguntas más importantes es ¿A quién le vendo? Y ¿Cómo llego a esas personas?

Para eso necesitamos hacer una estrategia de prospección de clientes. A continuación hablaremos de algunas técnicas.

Referidos

Que mejor que empezar por las personas que ya conoces realiza una lista de primos, tíos, amigos que podrían interesarle tus productos o conocen a alguien quien pueda estarlo, platícales sobre tu negocio seguramente encontraras contactos a quien llamar.

Prospección directa

Es la forma más común pero complicada, elige una zona geográfica y ve negocio por negocio a ofrecer tus productos acompañados de material publicitario como volantes o tarjetas de presentación.

Telemarketing

Con una base de datos gratuita como el directorio o sitios de anuncios en Internet, recolecta números telefónicos o correos electrónicos y comunícate con ellos ofreciendo los productos vía telefónica con una propuesta llamativa.

Asociaciones Profesionales

Busca asociaciones con empresas o profesionales que podría estar relacionado tu mercado meta: contadores, ingenieros, empresarios, etc. Ofreciendo por ambas partes un beneficio que convenga, para hacer más grande su lista de prospectos.

 Promociones

Acude a eventos donde tu posible cliente podrá asistir como conferencias, ferias, exposiciones etc. Recolecta su información como teléfono, correo, dirección para poder enviarles más información de tus productos.

 No descartes a ningún prospecto

Como todo negocio nos encontraremos a personas que se encuentren con la competencia, o pidieron informes de nuestro producto pero no se concretó la venta, no los descartes de inmediato guarda sus datos y vuelve con una propuesta mejor claro sin llegar al punto de molestar al cliente.

 Ahora que ya tienes algunas ideas organiza que días y que tiempo dedicaras en prospectar nuevos clientes, no dejes de hacerlo ya que toda empresa depende de sus clientes para seguir creciendo.